viernes, 16 de mayo de 2014

Quiero ser #Slow

Cuentan que cuando cerraron Alcatraz en 1963 tanto los presos liberados, como los que habían salido algo antes comentaban lo mismo y era lo rápido que iba todo:
Que la gente iba más rápido por la calle, que parecía que hacían muchas cosas y que todo en general se movía a mayor velocidad.

http://www.shenzhenstuff.com/photo/beer-sex-gaming-and-fast-food
Seguro que hoy en día, en esta época internet, la vivencia es mucho más vertiginosa.

Leía la semana pasada en @YorokobuMag Aprendiendo a llevar una vida slow, para ser más creativo, y pensaba que hay que aprender a ser #Slow para casi cualquier cosa; si vamos deprisa nos perdemos gran parte del paisaje.
Es fácil comer "fast food" o echarse un polvo conejero, pero ninguna de los dos fórmulas acaban por alimentarte y sí optas por ellas, como dice Mouse en Matrix:

-"It doesn't have everything the body needs"





jueves, 27 de marzo de 2014

Leyendas urbanas

De vez en cuando es bueno preguntarse cosas.

Hoy he volado de Madrid a Nueva York y a la media hora de despegar, un viajero ha comenzado a mostrarse inquieto. Recorría el pasillo y hablaba al vacío, como si se hubiera escapado del manicomio. Le han cambiado de sitio y la situación ha ido empeorando.
Nuestro pasajero ha empezado a increpar a otros viajeros que cada vez estaban más agitados.
La primera en plantarle cara fue una azafata joven y pequeña, que directamente chilló a nuestro loquete. Lo chilló y se fue.
El loquete siguió haciendo lo mismo.


Mi compañero de asiento, todo un machote español, se levantó y fue a ver qué pasaba, pero de cerca, aunque a los tres pasos le dijo el capitán que se volviera al sitio.
Hemos pasado una hora jugando al gato y al ratón con el pasajero, al que sólo intentaban contener los varones que atendían el avión y que utilizaban primero órdenes a media voz y luego ordenes gritadas.
Han pasado a nuestro loquete al asiento de ventanilla y han puesto al azafato más rudo y fornido como tapón en el asiento de pasillo.

¿La tripulación de cabina tiene alguna noción para tratar estas situaciones?
¿Al rudo y fornido azafato le pagan más por este cometido?

Hemos volado así hasta 10 minutos antes de aterrizar, que han traído a dos tipos que se han puesto en los asientos paralelos al loquete y al rudo y fornido. 
¿Os acordais de lo que dijeron sobre los policías de incognito viajando en todos los vuelos?
Pues que debe ser verdad.

Al aterrizar han entrado cuatro hombretones a acompañar cordialmente a nuestro loquete que ha salido sin grititos ni pataditas.

Lo mejor de todo es que me ha dado tiempo a ver los cuatro primeros capítulos de Ray Donovan y ahora soy una mujer muy enamorada.


miércoles, 29 de enero de 2014

Casi me encuentro a Tyler Durden.

Estoy en San Francisco, arrancando Bread&Sex, un proyecto de innovacion en sexualidad.
Una parte del proyecto consiste en visitar mazmorras y conocer la cultura BDSM de la ciudad. Una de las mazmorras mas conocidas (no puedo poner tildes en el tablet, sorry), Citadel, tenia este taller: Citadel
Safeword:12 step kink recovery group.
Y me fui esperando un tallercito sobre la palabra de seguridad dentro de las relaciones BDSM.

Meterme en una mazmorra, donde no conozco a nadie, siempre me da unas culebrillas al entrar.
Llego, me presento, veo como un tipo se baja de su silla de ruedas y sube un primer piso a brazo, aqui lo de las rampas en los edificios deben pensar que es cosa de pijos (!!!!!) y me dicen que mi grupo esta al fondo.
Cuando llego, todos muy serios me dicen donde debo sentarme y me incruso en un sillon que sin duda debio pasar su mejores dias hace ya un par de decadas.

Un tipo ciego y cojo, con un baston fabuloso, dice que sera el maestro de ceremonia y que tiene la sesion muy preparada.
Al comenzar recita una especie de mantra y el resto le siguen. Cuenta que vamos a compartir y que no se juzgara a nadie.
Hasta aqui, bien.

Acto seguido pregunta si hay alguien nuevo e intento esconderme detras del negro de 130 kilos que me miraba como el lobo miraba a Caperucita. Cuando vuelve a preguntar si hay visitantes ya asumo que va a por mi y espero a que otro tio levante la mano y se presente: "Hi, my name is Ben, I´m an alcoholic addict"
Eh, no puede ser, me he metido en un grupo de apoyo a adictos!
Se presenta otra chica, tambien alcoholica y me invade todo el cuerpo una sensacion de verg¨uenza gigante y como me tocaba y no me veia capaz de recorrer el salon, el vestibulo y las escaleras sin que nadie me viera, decidi decir que era alcoholica y que tenia muchas problemas.
Tan Club de la Lucha todo, tan Martha Singer. El ciego/cojo le cedio la palabra al chico de la derecha, que parecia su hermano, porque apenas veia y tambien cojeaba, que empieza a contar una cojo historia de drama personal, infancia dificil, abusos y lindezas varias, pero la situacion me parece tan hilarante que me veo cuan niña en el cole escondiendome el descojone.
Nos piden pasta para el cafe y los bollos y hacen una pausa. Yo queriendo un copazo, que no, y de cafe paso, que ya llevo tres dias sin dormir.

A pesar de querer volver al sitio, porque hacen cosas chulisimas, me fui diciendo que me iba a fumar un cigarro abajo. Al bajar me encontre al negrazo, fumando y dije que iba a por tabaco.

Hui.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Y el Art of hosting llegó a Madrid




¿Por qué era especial esta vez?

El fin de semana del 22 al 24 de noviembre se ha celebrado el primer Art of hosting en castellano en España. ¡Y es especial porque, desde hoy, El arte de facilitar conversaciones transformadoras o AOH ya habla nuestro idioma!



Nada más llegar, nos encontramos todas las sesiones y las metodologías ilustradas por Carlotta Cataldi; y recibimos toda la energía que nos habían preparado Soledad Pons, Ana Arrabe y Magda Barceló.

Cuatro mujeres que supieron imprimir emoción en clave femenina, desde antes incluso de empezar. El AOH ha sido alojado por Hub Madrid, y su espacio, amplio y diáfano, había sido ambientado entre flores y comida ecológica para hacernos sentir cálidamente acogidos.

Nuestras cuatro facilitadoras fueron repasando las metodologías clave del AOH: café del mundo, espacio abierto, café pro acción y el círculo. Hablamos de Design Thinking, Dragon dreaming, Teoría U, Social mapping, Mindfulness, Dinámica de la espiral y cosecha colectiva.


Aparte de metodologías, nos llevamos las emociones generadas por un grupo multidisciplinar de 38 personas, muy potentes y con ganas de compartir. Desde el principio se analizaron nuestras necesidades, sin duda la primera forma de personalizar la experiencia para hacerla única.




De su mano, redefinimos nuestro propósito para que dichas necesidades estuvieran representadas al completo. Una nube de post-its volcados el primer día metamorfoseó el enunciado original en otro diferente, más fiel a lo que perseguíamos en realidad.








¿Cuándo es el siguiente?




lunes, 18 de noviembre de 2013

Estoy soñando. Recorrido por "El surrealismo y el sueño" en el Thyssen.





En su "Manifiesto" de 1924, Bretón decía que la intención del surrealismo era apropiarse de la realidad o sustituirla. La exposición del Museo Thyssen "El surrealismo y el sueño" demuestra esta afirmación.

Según entramos en la exposición caemos en un profundo sueño y su representación plástica.
Reconozco que apenas entré me encontré "Objeto que sueña" de Brauner, así que ya estaba totalmente seducida y en sueño modo ON.

La exposición es espectacular. Desde el contraste con la pared, obras como "Mujer en la noche" de Joan Miró, donde se ve el cuidado diseño del espacio expositivo, hasta la articulación temática plural de formas plásticas de manifestación. Diversos soportes artísticos, pintura, collage, dibujo, obra gráfica, objetos, esculturas, fotografía y cine, imprescindible para el movimiento. Yo eché de menos el teatro, aunque quizá como soñar es plástico, principalmente visual, y soñamos con los ojos, el teatro, que es más global, no entra en esta exposición.




 Por primera vez vemos a mujeres con papeles protagonistas, que pasan de ser objetos de deseo "mujer-musa", "mujer-niña", a compañeras, y adquieren gran protagonismo, mujeres con cultura y sensibilidades independientes. 


Sin el surrealismo nos cargaríamos los principales movimientos del arte moderno y también la literatura, la innovación y la búsqueda de la libertad. En el surrealismo, el sueño ya no es el vacío o el agujero de la consciencia, es el otro lado.
No es sólo un movimiento artístico, es una actitud ante la vida, transmite libertad, juego, la vida vivida en plenitud, innovación y creatividad. Su mensaje es la liberación completa del deseo, lo que vemos llegará a ser y se ve apoyado por las ensoñaciones de la huida, el refugio y el erotismo hacia el placer sexual, liberación del deseo y del espíritu.

Leonora Carrington, El templo de la palabra, 1954

Nos ayuda a "extrañarnos", a ser creativos, a entrar en divergencia, a volver a mirar con otros ojos lo que tenemos en frente.

El final de la exposición nos devuelve al realismo, la mujer tocándose el cabello es una ensoñación que nos devuelve a la realidad con un toque de libertad adquirida.


Las imágenes son de aquí

Objeto que sueña
El templo de la palabra 

viernes, 12 de julio de 2013

Lo que han cambiado las bodas.


Celebración de la Iusta nuptiae, institución base de la familia romana.
En la Edad Media se decía que para tener buena suerte en el matrimonio, debías portar "algo viejo, algo nuevo, algo prestado o usado y algo azul" en la boda.

Algo viejo representaba la conexión de la novia con su pasado. Algo prestado simbolizaba la amistad. Algo nuevo, que tenías esperanzas en un bonito futuro y algo azul representaba la fidelidad de los contrayentes, que solía ser la liga en la pierna de la novia.

Las bodas han cambiado mucho y en muy poco tiempo. Comenzando por el hecho en sí del matrimonio, ya que el casarse por amor es algo relativamente reciente, hasta la forma en la que lo hacemos.





jueves, 11 de octubre de 2012

m i e d o


Según el DRAE, miedo
(Del lat. metus).
1. m. Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.
2. m. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

En resumidas cuentas, el miedo es una emoción, que por lo general hace que te sientas mal y te consideres amenazado real o imaginariamente y aquí es donde tú eliges como te lo tomas.


Hoy me elijo sonreir, respirar hondo y salir a tomarme un vino.

Feliz puente a todos.